El delegado territorial de la Xunta de Galicia en A Coruña conoció esta mañana de primera mano las actividades de formación que organiza la Asociación Amicos. Ovidio Rodeiro , acompañado del alcalde de Ribeira Manuel Ruíz Rivas y de la concejal de servicios sociales María Esther Patiño Rey, recorrió las instalaciones del Centro de Educación de Amicos en Comoxo, Ribeira.

En su intervención ante los medios de comunicación, tanto Ovidio Rodeiro como Manuel Ruíz Rivas aplaudieron los esfuerzos de Amicos en el campo de la formación. Amicos por su parte ponen el énfasis proyectos de transición a vida adulta para los jóvenes que cursan estudios en el CEEPR. Se trata de que los chavales que completan su formación obligatoria tengan acceso a cursos que les permitan en el futuro superar las barreras de empleabilidad que sufren por ser chicos con discapacidad intelectual.

Así, Amicos tiene en marcha para ellos cursos de formación en materias laborales como jardinería, viveirismo y artes gráficas. Además, desde Amicos se hace un reconocimiento a las administraciones que están apoyando a labor de formación y al mismo tiempo, se le recuerda el deber legal que tienen las administraciones de suministrar oportunidades laborales a personas con discapacidad, pues un 2% de los contratos deben estar reservados de acuerdo a la Ley a empresas de inserción laboral, como Servicios EIL, la empresa de inserción laboral de Amicos.

Durante la visita de esta mañana, las autoridades también conocieron las instalaciones de CEEPR, donde alumnos de entre 3 y 21 años cursan formación reglada, sacando provecho de una enseñanza especialmente diseñada para sus necesidades. El Centro de Educación Especial de Amicos echó a andar en 2008 y en la actualidad cursan estudios en él unos 30 estudiantes.

El CEEPR cuenta con cinco unidades especializadas funcionando, tres aulas especializadas en autismo y otras dos pensada para jóvenes con pluridiscapacidades. Todas ellas con un proyecto educativo personalizado enfocado en la participación y en la estimulación de las propias capacidades. El objetivo es que los niños aprendan a desarrollarse por sí mismos y que de este modo puedan integrarse nos sus contornos sociales en pie de igualdad con los otros chavales.