Dándoles la formación y el apoyo personalizado que necesitan, las personas con discapacidad, incluso aquellas que pertenecen además a otro colectivo especialmente vulnerable -por ejemplo las mujeres maltratadas- pueden participar en el mercado de trabajo como las demás. Esta es la premisa que inspira a la Asociación Amicos y a la Fundación “la Caixa” para colaborar dando formación individualizada la este colectivo. Una colaboración que lleva años en marcha y que hoy ofrece un nuevo fruto tangible, al recibir doce personas con discapacidad el diploma de Prevención en Riesgos Laborales.

La docena de alumnos fueron los protagonistas del acto de entrega, organizado esta tarde en el Centro Social de Boiro y en el que también participaron Francisco Sarasquete, director de CaixaBank de Boiro; Beatriz Dios, concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Boiro y Xoan España director general de Amicos.

El director general de Amicos destacó el éxito de este programa, que logró durante 2017 formar a unas 50 personas, de las que 20 siguen teniendo un puesto de trabajo en la actualidad. España subrayó la importancia de ser constante en la formación y en la busca de empleo y agradeció la colaboración del Ayuntamiento de Boiro por ceder los espacios y el apoyo de personal necesario.

El director general tuvo palabras de agradecimiento también para la Caixa, por su prolongado compromiso con la integración de personas con discapacidad en el Barbanza.

“Ser de Caixabank también implica ayudar en estas actividades, que demuestran el trasfondo social que hay detrás de una entidad como la Caixa”, añadió el representante de la entidad bancaria. Por su parte, la concejal de Servicios Sociales felicitó a los alumnos y animó a los estudiantes a seguir utilizando los recursos públicos para su formación.

Este curso, impartido también con la colaboración del Ayuntamiento de Boiro, forma parte de la Convocatoria Programa Operativo de Inclusión Social y de Economía Social ( POISES), el Programa Más Empleo de “la Caixa” cofinanciado por el Fondo Social Europeo y la Fundación Bancaria “la Caixa”.

Estamos ante un proyecto especialmente ambicioso, que comenzó en 2017 y se prolongará hasta por lo menos 2023. Tal duración permite ofrecer un programa de formación personalizado la cada persona, adaptando los cursos que recibe a sus capacidades e intereses, con el objetivo final de que pueda acceder a un empleo remunerado y desarrollar una vida plena. Así, además de formación, Amicos y Fundación La Caixa le ofrecen otros servicios como diagnóstico sociolaboral, ayuda en la busca de trabajo y seguimiento una vez logrado un puesto.

El esfuerzo común de Amicos y La Caixa seguirá dando frutos a partir de septiembre, pues están ya programadas varias acciones formativas destinadas la que las personas con discapacidad obtengan títulos reconocidos, pero también adquirir conocimientos básicos -por ejemplo como buscar un empleo- que les pueden servir de base firme hacia suya integración en el comprado laboral.

Los alumnos de la entrega de diplomas de hoy recibieron formación personalizada durante 50 horas durante este mes. Aprendieron conceptos teóricos imprescindibles cuando el día de mañana tengan que incorporarse la un trabajo, por ejemplo a identificar factores de riesgo y conocer sus derechos en este campo. A continuación estudiaron como prevenir riesgos y hacer un seguimiento del estado de salud de los trabajadores.

El curso, impartido por el Grupo Arestora, también tuvo una vertiente práctica, centrada en los primeros auxilios. Durante cinco horas, los estudiantes aprendieron los conceptos básicos sobre cómo responder a las lesiones más frecuentes en los puestos de trabajo, como quemaduras, fracturas, etc.